¿Qué es la huella hídrica?

El agua es un recurso crucial para todas las empresas, ya sea que venda alimentos, productos electrónicos, ropa u otros artículos de consumo. La huella hídrica de una empresa es una medida del agua total consumida para producir los bienes y servicios que proporciona. Es una combinación del agua que entra en la producción y fabricación de un producto o servicio y el agua utilizada en toda la cadena de suministro, así como durante el uso del producto.

La huella hídrica nos permite responder una amplia gama de preguntas para empresas, gobiernos y consumidores. Por ejemplo: ¿Dónde está la dependencia del agua en las operaciones o la cadena de suministro de mi empresa? ¿Qué tan bien las regulaciones protegen nuestros recursos hídricos? ¿Qué tan seguros son nuestros suministros de alimentos o energía?

¿Cómo se mide?

La Evaluación de la huella hídrica es un proceso de cuatro fases que cuantifica y mapea las huellas hídricas verdes, azules y grises, evalúa la sostenibilidad, la eficiencia y la equidad del uso del agua e identifica qué acciones estratégicas deben priorizarse para que una huella sea sostenible.

  1. Establecimiento de objetivos y alcance: identificación de los objetivos y el alcance de la evaluación, incluidos los límites geográficos / temporales y de proceso / cadena de suministro.

  2. Contabilidad de la huella hídrica: cálculo de la huella hídrica operativa (directa) y de la cadena de suministro (indirecta), incluidos los parámetros de cantidad y calidad.

  3. Evaluación de la sostenibilidad: evaluación de los impactos ambientales, sociales y económicos de la huella hídrica.

  4. Formulación de respuesta: identificación de acciones estratégicas para reducir la huella hídrica o mejorar su sostenibilidad.

Beneficios para la empresa.

La evaluación de la huella hídrica de un negocio ofrece una nueva perspectiva para desarrollar una estrategia corporativa de agua bien informada.

 

Las empresas líderes de todo el mundo se están dando cuenta de que deben gestionar estos riesgos al incluir la huella hídrica en sus agendas, tal como lo hacen con su huella de carbono. Los candidatos que revelan su huella hídrica antes que otros, establecen objetivos claros para reducir su huella hídrica y prestan especial atención a aquellas áreas donde los problemas de escasez de agua y contaminación son más críticos, pueden convertir estos riesgos en una ventaja competitiva y convertirse en líderes en la administración del agua.